BLOG

• 9/11/2018 9:24:32 AM
Por : Sarah

La historia del logotipo de Amazon

Conocido como uno de los gigantes del negocio minorista, Amazon se ha rápidamente forjado un lugar dentro de las marcas influyentes. Fundada en 1994 en Seattle, USA; esta compañía originalmente se llamaba ¨Cadabra¨, un nombre que cambió rápidamente después de notar el parecido con la palabra "cadáver". Inicialmente, Amazon solo vendía libros en línea, lo que le permitió crecer muy rápido, generando un ingreso de más de $ 20,000 USD por semana en los primeros dos meses de actividad. Al reinvertir sus ganancias en la empresa todo el tiempo, pudieron obtener un crecimiento muy rápido y convertirse así en uno de los principales actores en el campo del comercio en línea, tal como lo conocemos hoy en día.

En el principio, Jeff Bezos, fundador de Amazon, pidió a Turner Duckworth que creara su logotipo. Por ello, existe inicialmente una versión figurativa del logotipo, con un río dentro de la forma de A. Esta versión fue sustituida en 1997 por una versión más limpa, donde figura unicamente ¨Amazon.com¨ y el lema "la librería más grande de la Tierra ", en una tipografía negra con serif. La fuente del logotipo tal como la conocemos hoy se adoptó en 1998, así como la curva amarilla, que aparecía invertida en la primera versión.

El logotipo actual fue introducido en 2000, con la introducción de la curva amarilla que muestra una sonrisa, o una flecha que va desde la A a la Z. La agencia de Turner Duckworth dijo que se había tratado de un proyecto de marca bastante rápido ya que el mismo Jeff Bezos asistió a todas las reuniones y aprobó el logo él mismo. De la misma manera, pudo ahorrar costos reduciendo la investigación de mercado y todas las aprobaciones, reuniones y revisiones que podría implicar el proceso.

Jeff Bezos, preocupado por los costos, no quería pagar por otros elementos de marca o diseño de empaque. Por lo tanto, Turner Duckworth propuso usar solo la sonrisa como elemento de diseño para las cajas de envío, transformando así las cajas en "cajas sonrientes". Esta decisión hizo posible el uso de las cajas como un vehículo de marketing y la creación de una buena impresión de la empresa para los millones de envíos mensuales, permitiendo "entregar sonrisas puerta a puerta ".

Posteriormente, la sonrisa se convirtió en un elemento de marca reconocible como el logotipo en sí. Este es un buen ejemplo de la importancia de las variaciones del logotipo y permite una vez más demostrar que es estratégico pensar en las posibles variaciones.

Fuente: 1 & 2